Las relaciones entre hombres y mujeres en el ámbito doméstico ha evolucionado en los últimos años, y cada vez con más frecuencia los roles de género se han ido flexibilizando, y el hecho de compartir las responsabilidades familiares va en aumento.

Sin embargo, las mujeres siguen llevando el mayor peso de las responsabilidades familiares y domésticas, así como sociales, en función de la estereotipada división de las tareas en base al género.

Desde Consumidores AL-ANDALUS entendemos que es la hora de compartir, y en ese sentido, queremos insistir en la necesidad de que las decisiones y responsabilidades en los actos de consumo sean compartidas entre hombres y mujeres, por tener en muchos casos además una trascendencia de índole económica de gran importancia.

Por este motivo esta organización se ha marcado estos objetivos:

1.- Difundir la importancia de la distribución equilibrada en los actos de consumo entre hombres y mujeres, contribuyendo así a alcanzar una igualdad real y efectiva  de ambos sexos.

2.- Contribuir a la mejora del conocimiento de los derechos de las personas consumidoras y usuarias reconocidos en la legislación vigente, desde un enfoque integral de género.

3.- Promover entre la ciudadanía andaluza actitudes reivindicativas y de denuncia ante las situaciones de incumplimiento de la normativa en materia de consumo.

4.- Incidir en la problemática de mayor relevancia en materia de consumo que afecta al colectivo de mujeres.

Recuerda en tus actos de consumo, como: la compra de alimentos, el ahorro energético, el mantenimiento del vehículo, los trámites financieros, la supervisión de los contenidos televisivos para los niños, la gestión de los residuos domésticos, comparte responsabilidades. “Ella puede, él puede”.