Plataforma Sindical del Centro Penitenciario.– Ayer lunes 17 de Julio un interno provocó un incendio en la prisión de Albolote. Eran casi las 7 de la tarde cuando se dio la señal de alarma, ya que había saltado el equipo anti-incendios y salía gran cantidad de humo de la celda que ocupaba dicho interno en el Módulo de Enfermería, humo que se propagó por todo el edificio al no contar con extractores específicos para dicho cometido, creando un caos generalizado. Se trata de un interno con graves problemas mentales, que llevaba pocos días en nuestra prisión, y

que venía trasladado de otros centros donde había agredido a funcionarios en cada centro por el que iba pasando, y creando graves problemas regimentales entre los que se encuentran incendios de la misma naturaleza (ya había provocado otro incendio en Centro Penitenciario de Madrid).

Una vez más, gracias a la rápida actuación del personal del centro, tanto funcionarios como sanitarios, los hechos no trajeron consecuencias peores. Ante el peligro potencial que tenía el incendio, fue necesario llamar al Cuerpo de Bomberos, aunque su intervención finalmente no fue necesaria, ya que los propios trabajadores fueron capaces de extinguir el incendio. De hecho cuando acudieron dos vehículos del Cuerpo de Bomberos, el incendio estaba sofocado (su actuación únicamente consistió en la colocación de grandes extractores portátiles de humo) y se había evacuado a toda la población reclusa residente en este departamento por las escaleras al permanecer bloqueados los ascensores al patio de dicho residencia.

“Solo” hay que referir algún funcionario con eventual problemas para respirar debido al humo que había inhalado durante la extinción del fuego siendo atendidos por el médico de la Prisión.

Una vez más nos encontramos con un grave hecho regimental. Recordemos que esta plataforma sindical ya denunció en su momento el APFPGRANADA considerable aumento de internos con problemas psiquiátricos, por obra y gracia de la dirección del mismo, y los problemas que podía acarrear, ya que el Centro no cuenta con las instalaciones ni los profesionales especializados que esta clase de internos necesitan. De hecho en las cárceles hay entre tres y cuatro veces más enfermos mentales que en la población general. Resulta imposible acogerlos a todos en hospitales psiquiátricos penitenciarios (sólo los hay en Sevilla y Alicante). Son miles los individuos en prisión con un diagnóstico psiquiátrico. A los graves problemas de hacinamiento y falta de personal (recordemos que además con una media de edad cercana a los 55 años, lo que conlleva un gran número de bajas, jubilaciones y pases a segunda actividad), la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y nuestra Dirección responden y premian con medidas y cargas que no hacen más que acrecentar la grave problemática de seguridad ya existente, desoyendo continuamente las soluciones planteadas por los sindicatos que componen esta plataforma.

Por otra parte la  Plataforma Sindical de la Prisión de Albolote sigue esperando una reunión con el Subdelegado del Gobierno en Granada, prometida, pero aplazada por él en varias ocasiones, para tratar todas las deficiencias y disfunciones que venimos padeciendo en nuestro Centro Penitenciario. Estamos ante una escalada y una espiral de incidencias negativas que ya augurábamos que iba a pasar.