FOTO RTVE

Granada, junto con Jaén, (7.000 temporeros entre las dos provincias) es la provincia española desde donde se desplazará el mayor número de trabajadores a Francia que viajarán hacia finales de agosto y permanecerán en el país vecino entre 20 y 25 días, pudiendo conseguir hasta dos mil euros de salario en tres semanas. Y es que el salario mínimo sube este año de los 9,67 euros por hora de 2016 a los 9,76 de 2017, aunque en la práctica las remuneraciones son muy superiores, gracias a los distintos convenios colectivos de cada zona, los complementos en función de la situación familiar y los puestos y actividades que se desempeñen durante la vendimia. 

Desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Granada, se informa que muchos de los que acuden a esta campana son familias que lo hacen por tradición, siendo el 90 % de las personas que repiten en la vendimia hombres de 30 a 45 años, con estudios primarios y experiencia previa en recogida de uva; el 5 % son mujeres que trabajan en logística de la cuadrilla -compras, limpieza, higiene y comida- y no en el campo, y entre quienes demandan por primera vez un empleo en la recolección de uva, el 85 % tiene entre 30 y 60 años y estudios primarios; un 15 % son universitarios menores de 30 años, con conocimientos de idiomas y sin experiencia agraria. El destino principal de los temporeros granadinos siguen siendo las regiones francesas de Perpignan, Montpellier, Burdeos, Estrasburgo, Lyon, Marsella, Pau y Toulouse. Las localidades de procedencia de los trabajadores granadinos son: Zújar, Moclín, Iznalloz, Baza, Benamaurel, Deifontes, Montejícar y Guadahortuna, entre otras. 

Pero en UGT se advierte a los temporeros que no acudan a Francia sin contrato en origen, desaconsejando que se vaya “a la aventura”, porque el campo francés está saturado, toda la oferta está ya cubierta,  y el número de temporeros, con pequeñas variaciones, se ha estabilizado durante los últimos años, debido a que las plazas estaban totalmente cubiertas, a la mecanización del viñedo y a que el paro existente en Francia ha hecho que las personas de la zona recurran a estas campañas. Además,  se informa  que  la producción del sudoeste francés, fundamentalmente Burdeos, donde acuden numerosos granadinos y granadinas,  se ha visto mermada por las heladas, por lo que la campaña de 2017 va a ser menor que otros años.

Además,  desde el Sindicato se señala que para trabajar en la vendimia francesa hay contactar directamente con los empresarios y agricultores interesados en contratar gente e incluso algunas veces ya existen contactos establecidos de años anteriores que organizan viajes para grupos completos. Muchas ETT´s están llevando personal para las diferentes campañas francesas, pero desde UGT se advierte que los trabajadores y trabajadoras contratados por dichas empresas, pierden la posibilidad de generar derechos sociolaborales en el país vecino, por no cotizar en Francia.

Desde UGT se aconseja a los trabajadores y trabajadoras que se desplacen a Francia, que para garantizar el cumplimiento de las condiciones sociolaborales exigibles y preservar sus derechos, exijan al empresario francés el contrato en origen, y que utilicen los transportes autorizados y líneas regulares de autobuses. Asimismo, se alerta sobre anuncios aparecidos en Internet que prometen un trabajo en vendimia a cambio de un pago económico.