FOTO MIGUEL PAQUÉ

PODEMOS.– El pasado 10 de Julio, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, afirmó que el Gobierno está trabajando en la construcción de dos nuevos Centros de Internamientos para Inmigrantes (CIE) que se ubicarían en Algeciras (Cádiz) y otro en un punto aún por determinar de Andalucía Oriental.

En la pasada semana varios medios se hicieron eco de un correo electrónico de la Dirección general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa cuyo asunto era “Apoyo recintos militares para inmigrantes”, confirmando este los contactos de la Dirección General de Infraestructuras del Ministerio de Defensa con responsables del Ministerio del Interior para concretar este apoyo se reconoce en el mismo que “han mostrado interés en una serie de ellos, con intención de realizar visitas que contribuyan a determinar su utilidad y valorar las necesidades que se requieren para adecuar su estructura”.

Según dicha información, Interior se interesa por dos instalaciones militares de Granada: el polvorín de Sierra Elvira y el EVA-9 de Motril.

Desde PODEMOS Andalucía se ha denunciado en numerosas ocasiones las deficientes condiciones en las que viven los internos en los CIEs y ha solicitado reiteradamente su cierre esgrimiendo la vulneración de derechos básicos, la arbitrariedad de los internamientos, el alto coste de mantenimiento frente a su ineficacia y el cambio en el paradigma en las migraciones.

La Diputada de PODEMOS en el Congreso por Granada Ana Terrón ha registrado hoy una batería
de preguntas al Gobierno, para que expliquen si las informaciones conocidas son ciertas y de ser
asi que informe de donde piensa ubicarlo.

Esta mañana la diputada de la formación morada ha manifestado la “firme oposición” ​de PODEMOS a la apertura de nuevos centros de internamiento, y recordaba que “los CIEs en muchos casos vulneran el art. 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que prohíbe la tortura y los tratos inhumanos o degradantes y así lo ha sentenciado el TEDH en varias ocasiones”

También ha señalado que el reglamento de los CIEs “no ha supuesto ninguna mejora y las personas internadas siguen siéndolo en condiciones de arbitrariedad.

Se interna a personas especialmente vulnerables: mujeres embarazadas, personas enfermas, solicitantes de asilo, menores de edad, mujeres víctimas de trata, o incluso mujeres víctimas de violencia de género.”