Foto Bernardo Roa Guzmán

Bernardo Roa Guzmán.– Esta noche, cuando llega la hora de mis buenas noches quiero hacerlo con el recuerdo de un buen hombre al que hemos desdpedido hoy…¡se ha ido demasiado pronto, demasiado joven! . Y, aunque eso parece que se dice siempre de quienes nos dejan, Arsenio ha sido un buen hombre… un gran padre de familia, un amigo de sus amigos … y de todos. Un servidor publico (recuerdo que fue concejal del Ayuntamiento de Motril) y sobre todo eso…una gran persona que hoy ha empezado a recoger lo que muchos años ha estado sembrando… amistad, cariño, buenas formas, amabilidad, trabajo,…quien le buscó siempre le encontró, nunca dió la espalda a nadie…. ¿qué mejor recuerdo nos podía dejar? familiar, entrañable….Yo le conocí hace ya muchos años cuando llegué a Carchuna y esta cara es la que siempre voy a recordar de Arsenio. Fui maestro de sus tres hijos, Arsenio, Pili y Ernesto y sólo puedo decir que formaron una gran familia, él y Pili  con sus hijos.  Hoy hemos despedido a Arsenio, pero Arsenio no se ha ido del todo, para los creyentes, estamos seguros que nos volveremos a encontrar con él allá donde ya el sufrimiento no existe…Y para todos, Arsenio sigue vivo en nosotros, en los que le conocemos, en los que le quisimos y le apreciamos. Hasta siempre, amigo. Mi recuerdo esta noche para ti, para Pili y para tus hijos. Un abrazo a todos.