En Granada, en agosto de 2017, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 84.966 personas, 2.133 más que el mes pasado (2,28%),  y  hay 6.158 personas inscritas en paro menos que hace un año  (91.124) cuando descendió el desempleo en sólo 5 personas. En el análisis por sectores, ha aumentado el paro en servicios (1.801), construcción (289) industria (191) y colectivo sin empleo anterior (94), habiendo descendido sólo en agricultura (-242). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 32.473 contratos, 69 menos que en el mismo mes del año 2016 (32.542), de los cuales, 31.306 han sido temporales, un 96,40%. Respecto a los contratos acumulados en lo que llevamos de 2017 (343.818, 26.303 más que en el mismo periodo de 2016, cuando había 317.515) se han formalizado sólo 12.892 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 3,75% del total. 

Para Juan Francisco Martín, Sº General de UGT Granada, recuerda que agosto  es un mes tradicionalmente negativo para el empleo debido a la finalización de muchos contratos tras la temporada estival, está claro que el turismo,  que concentra gran parte de su actividad en este periodo, ya no es suficiente para combatir los desequilibrios de nuestro mercado laboral, y demuestran la fragilidad de este. A esto se le unen dos circunstancias enquistadas en el mercado de trabajo de la provincia: el empeoramiento de la calidad en el empleo,marcada por más precariedad, derivada del abuso de la temporalidad y de la contratación a tiempo parcial involuntaria, que conduce a un continuado desgaste del bienestar social, y la reducción, año tras año, del sistema de protección por desempleo, con una tasa de cobertura cada vez más baja. Esto, opina el ugetista, unido a la persistencia del paro de larga duración y al efecto desánimo, constituyen situaciones que incrementan el riesgo de pobreza y de exclusión social entre los hogares granadinos.

El represente de UGT señala por tanto, que las políticas de protección por desempleo deben reforzar y ampliar las prestaciones contributivas y asistenciales, aumentando el grado de cobertura. En este sentido, Martin (UGT) recuerda que es fundamental revisar  el actual sistema de protección al desempleo, con el objetivo de corregir las insuficiencias, al tiempo que se reordenan los distintos tipos de prestaciones, subsidios y rentas asistenciales, además de analizar todos los programas de protección para los desempleados con mayores dificultades (RAI, PREPARA y PAE), con el fin de poner en marcha un verdadero plan de choque por el empleo y mejorar la protección de las personas.

Por otro lado, el ugetista ha recordado que la competitividad de las empresas y el crecimiento económico de Granada no puede seguir basándose en la rebaja de costes laborales, un modelo en su opinión agotado, considerando que hay que apostar por el necesario cambio de nuestro modelo productivo con mejores empleos, salarios dignos y más inversión. Y es que la reforma laboral impulsada por el Gobierno, señala, ha apostado por un modelo laboral basado en la devaluación salarial, empleos cada vez más precarios y parciales y ha desequilibrado las relaciones laborales en favor de los empresarios. Por ello, anuncia que UGT va a exigir en la negociación colectiva el establecimiento en todos los Convenios de un salario mínimo garantizado de 1.000 euros al mes, al mismo tiempo que reclama al Gobierno el aumento progresivo del Salario Mínimo Interprofesional hasta alcanzar antes de 2020 la cuantía de 1.000 euros mensuales (actualmente es de 707,7 euros).

CCOO: LA FUERTE SUBIDA DEL PARO PONE EN EVIDENCIA LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA GRANADINA 

Según la Estadística Pública de Empleo, los demandantes adscritos al Servicio Estatal de Empleo han aumentado en 2.133 personas. CCOO advierte del agotamiento del turismo como vía única de creación de empleo y pide a las administraciones públicas la promoción del sector industrial. No se saldrá de la crisis repitiendo los errores del pasado, con empleos precarios y explotación intensiva de mano de obra.

CCOO vuelve a advertir de la práctica empresarial de despedir a trabajadores y trabajadoras en época estival, como demuestra el fuerte aumento del paro en el sector servicios y pese a los nuevos contratos celebrados en la hostelería y comercio. En este sentido, el sindicato destaca que el 96% de los contratos celebrados tiene carácter temporal y son precarios. En muchos casos en fraude, ya que se realizan a tiempo parcial para después prolongar las jornadas

Ante estos datos, CCOO considera una irresponsabilidad que la patronal granadina mantenga el bloqueo a diversos convenios colectivos provinciales, porque evita la normalización de las relaciones laborales y el aumento de la productividad. En este sentido, CCOO exige la reducción de la temporalidad y un aumento salarial para reactivar el consumo interno y superar la desigualdad y pobreza en la provincia.

Por último, CCOO insta al Gobierno del Partido Popular a recuperar el Plan Prepara de manera urgente para no dejar en la “cuneta” a miles de desempleados sin acceso a ningún tipo de prestación. Así mismo pide a los diferentes partidos políticos que se legisle en favor de una renta básica.