Foto Abdón Ruiz Toca

Motril@Digital.- Lo que ven en la imagen es lo que se denomina un incendio controlado en la vega de Salobreña, originado en la mañana de hoy cerca de la gasolinera ubicada en el centro de la villa

Dicho de otra manera es una quema de rastrojos o desechos agrícolas cuyo dueño lo ha ejecutado con todos los permisos legales que se le exigen para hacerlo.

Este tipo de acciones, con permiso o no, se ha llevado a efecto durante todo el verano  en la zona de vega de los términos municipales de Motril, Almuñécar  y Salobreña un día sí y el otro también, lo que ha originado que más de uno cerraran ventanas y balcones en plena temporada turística dado el grado de contaminación que adquiría el aire.

Si hoy amanecía así Salobreña, ayer Motril lo hacía envuelta en humo que a las 1 de la tarde aún no se había disipado. Y todo esto ocurre en plena temporada turística. Es nuestro souvenir con denominación de origen que año tras año les ofrecemos a los que apuestan por nuestra tierra.

Preguntas ¿Sé es consciente del daño y la mala imagen que estamos dando con esta quema de rastrojos controladas o no, legales o no? ¿Sirven de algo las protestas de los ciudadanos que viven en Salobreña, Motril y Almuñécar, denunciando estos incendios que les restan calidad de vida, a los que vienen en verano y a los que viven a lo largo del año? ¿Si contáramos estas prácticas en las ferias y promociones turísticas que hacen de la Costa Tropical de que manera afectaría a la temporada veraniega? ¿Es compatible la agricultura con el turismo?

Ya va siendo hora de que los responsables vayan aportando soluciones, si no la definitiva, por lo menos alguna que minimice el ancestral problema. Al final a los ciudadanos sólo les quedará el derecho al pataleo, como siempre.