Tras el arreglo de los saneamientos y pluviales del Barrio de Río Verde, el cual felicita la formación de izquierdas, estaba previsto, según el equipo de gobierno, el arreglo y adecentamiento del mobiliario urbano.

Fermín Tejero recuerda que en septiembre de 2016, su formación había pedido mediante un escrito en Registro que se mejorase la limpieza y mantenimiento del mobiliario urbano en el barrio. El escrito se presentó haciéndose eco de las quejas presentadas por el vecindario. IU agradeció en su momento el compromiso del concejal para resolver este tema.

Han pasado ya algunos meses desde que terminara la obra y el acuerdo al que había llegado el concejal del área de Urbanismo con el vecindario sigue sin cumplirse. El mobiliario, en algunos casos, está prácticamente inutilizable, según informan los vecinos.

El portavoz de IU, Fermín Tejero, no se explica “cómo algo tan sencillo de solucionar puede demorarse tanto en el tiempo”.

Asimismo, la coalición de izquierdas critica la falta de planificación con la que se acometen las obras en las diferentes zonas del municipio. Hace sólo un par de años que el ayuntamiento se gastó una importante cantidad de dinero en renovar la imagen exterior del barrio de La Paloma. Ahora, desde Mancomunidad vuelven a levantar la solería para acometer los saneamientos y pluviales. Se ha realizado un gasto doble por falta de coordinación entre ayuntamiento y Mancomunidad.

El portavoz de IU señala que, además, la terminación de esta última obra deja mucho que desear ya que hay bastantes baldosas que se mueven y que estarán rotas en breve por lo que pedimos que no se certifique la obra hasta que no estén resueltos estos defectos.