Europa Press.- El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha anunciado este miércoles una “puesta en marcha inminente” del metro, de la que informará el próximo lunes a los alcaldes de los cuatro municipios por donde discurre el trazado -Granada, Albolote, Armilla y Maracena- a fin de trasladarles todos los detalles de la entrada en servicio comercial.

López ha rehusado concretar a preguntas de los periodistas si esto se traduce en que el próximo miércoles será el día escogido para la entrada en funcionamiento de la infraestructura, actualmente en fase de pruebas, aunque la Junta ha venido trasladando estos días su pretensión de anunciar a los alcaldes con 48 horas de antelación la fecha definitiva.

Sí ha precisado que “el periodo de preexplotación contratado en su momento termina hoy” y que en las últimas semanas se han realizado más de medio centenar de contrataciones complementarias para tener “todo el dispositivo a punto”, aunque, ante la insistencia de los periodistas, ha dicho que será el lunes cuando se reúna con los alcaldes y ofrezca una comparecencia pública con “todo tipo de explicaciones”.

Ha dicho que se pone “en la piel” de estos regidores y entiende que quieran que todos los servicios públicos que les afectan estén en funcionamiento lo antes posible, pero matiza que la decisión de prolongar la fase de pruebas para someter el sistema al mayor nivel de estrés, con todos los trenes circulando a horario completo, “no ha sido una decisión política sino técnica” a fin de que el metro recuperara su infraestructura frente a las invasiones de vehículos y peatones.

“Este proceso ha sido gradual, me hubiera gustado que fuese más rápido, pero ha sido como ha sido”, ha argumentado Felipe López, quien ha matizado que su departamento “no está para reprochar nada a nadie, sino para dar soluciones”.

El consejero de Fomento ya ha podido hablar con el alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), sobre la reclamación de 500.000 euros que ha hecho a la Junta por el coste derivado del incremento de las líneas de autobús ante el retraso del metro y le ha trasladado que “no hay base jurídica” para este tipo de demanda.

“Respeto la posición del Ayuntamiento de Granada pero no la comparto”, ha agregado el consejero, advirtiendo de que es potestad municipal determinar el número de líneas de autobús en una ciudad y sus condiciones de explotación. Sobre los trasbordos gratuitos entre metro y autobús que solicitó el Ayuntamiento granadino, Felipe López ha defendido que el metropolitano de Granada tiene el mismo tratamiento que el de Sevilla y Málaga y no se van a hacer diferencias de ningún tipo en este sentido.

Sí ha avanzado que, en las mismas condiciones que a las otras ciudades, la Junta transferirá a través del consorcio aproximadamente unos 800.000 euros anuales, de modo que es decisión del Ayuntamiento destinarlos o no a la gratuidad de los trasbordos. El consejero ha realizado estas declaraciones en Huétor Santillán (Granada), donde ha visitado las obras en la A-92 en el Puerto de la Mora.