• El buque, cargado con Nitrato de Amonio, ha llegado a Motril después de haber sido rechazado en diferentes puertos españoles
  • “La autoridad portuaria ha dicho que no hay peligro, sin embargo el barco viene sin tripulación, remolcado, porque no se sabe muy bien qué se puede encontrar ahí” explica Gabriel Fernández, miembro del grupo de ecología y medio ambiente de Podemos Motril.

Hoy miércoles ha llegado a Motril el buque carguero MV Cheshire, de la compañía Bibby Line Limited, con su carga de nitrato de amonio, tras haber sido rechazado por los puertos canarios después de arder el pasado 12 de agosto al sur del Archipiélago Canario.

El secretario general de Podemos Motril, Yeray Castro, se ha mostrado preocupado por esta llegada ya que el barco “ha sido rechazado por numerosos puertos por el camino, mucho más grandes y más preparados que el nuestro para el tratamiento de estos residuos, sin embargo ha llegado aquí y resulta que ahora no es peligroso”. Castro ha anunciado que han presentado, a través del diputado estatal Sergio Pascual una serie de preguntas para conocer los detalles de la situación del barco en nuestro puerto. Entre las preguntas que el Diputado ha dirigido al Ministerio de Fomento estarían: ¿Cuenta Motril con centro de tratamiento para los residuos de las reacciones químicas que porta el buque?¿Qué medidas extraordinarias se han tomado para reforzar la seguridad?¿Qué comunicaciones se han realizado a las autoridades locales y andaluzas sobre el caso?

Tanto Castro como Gabriel Fernández, miembro del Grupo de Ecología y Medio ambiente de la formación morada en el municipio, se han mostrado preocupados por la población más cercana, principalmente la que habita en Varadero, por si la entrada de este mercancías pudiera entrañar algún riesgo para la salud sin olvidar que “el puerto de Motril es un puerto urbano rodeado de casas y de familias que viven allí”.

Fernández, quien ha realizado un seguimiento a lo largo del día de la entrada a puerto del carguero, junto a miembros de Ecologistas en Acción, se ha preguntado si “hay algún plan de emergencia para los vecinos que viven cerca del puerto por si hubiera algún accidente y hubiera que evacuarlos”, insistiendo en que no se sabe muy bien lo que puede haber en el barco, dado que la carga original ha pasado por un proceso de combustión. “La autoridad portuaria ha dicho esta mañana que no había ningún peligro cuando el barco viene incluso sin tripulantes, remolcado, porque no se sabe muy bien lo que se pueden encontrar ahí”, ha recalcado.

Por su parte, Francisco Contreras, responsable de acción institucional de Podemos Motril, ha manifestado la inquietud que les produce la llegada de este carguero con mercancías peligrosas dado que se preguntan “hasta qué punto es connivente, está actuando de manera permisiva la corporación municipal de acuerdo con la Autoridad Portuaria del Puerto de Motril. Sabemos ya por la experiencia que este gobierno municipal es demasiado dado a permanecer en silencio y en la tranquilidad más absoluta esperando a que los problemas se solucionen de por sí mismos.” Actitud que ha bautizado como el síndrome Rajoy, “acostumbrado a no hacer nada”.