Agencias.- La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha emitido una nueva alerta para avisar de la presencia de avellana, soja y leche no declaradas en el etiquetado de distintos productos de bollería comercializados en los supermercados. La presencia de estos alimentos en un producto, por mínima que sea, debe ser especificada en el etiquetado para evitar problemas que pueden llegar a ser muy graves entre las personas alérgicas.

Según la nota publicada por el organismo, que depende directamente del Ministerio de Sanidad, la Aesan tuvo conocimiento de esta anomalía gracias a un aviso trasladado por las autoridades sanitarias de Extremadura a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido (Sciri). Los productos afectados han sido fabricados en nuestro país y distribuidos por distintos puntos de venta de Andalucía, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, La Rioja, País Vasco y Comunidad Valenciana.

En concreto, se trata de los productos Bizcocho Casero Bañadito 1×1 (denominación en caja de 2 kilogramos de embalaje) y Bizcochos Bañados de Choc (denominación en facturas) de la marca Artesanos de la Abuela Laly. La Aesan también señala el Bizcocho con Maltitol bañaditos 1×1 (denominación en el envase primario), y el Bizcocho Chocolates con Maltitol 1×1 (denominación en cajas de 2 kilogramos embalaje). También los Bizcochos baño sin azúcar 1 (denominación en facturas) han sido señalados. “Los lotes afectados de ambos productos son todos los elaborados hasta la fecha”, asegura la Aesan.

Como suele ser habitual en estos casos, la Aesan ha procedido a informar a las autoridades competentes del resto de comunidades autónomas a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri). “Como medida de precaución, se recomienda a aquellos consumidores con alergia o intolerancia a las avellanas, a la soja o a la leche que pudieran tener los productos anteriormente mencionados en sus hogares, que se abstengan de consumirlos”, pide el organismo.

Del mismo modo, la Aesan también apunta que “el consumo de estos productos no comporta ningún riesgo para el resto de consumidores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here