“EL GOBIERNO DEL TRIPARTITO DEJA SIN EFECTO EL ACUERDO DE BAJAR LA CONTRIBUCIÓN APROBADA POR EL PLENO DEL 21 DE OCTUBRE”

CA Almuñécar, denuncia que “el voto conjunto del tripartito de PP, Más Almuñécar y Ciudadanos, con el respaldo de su socio leal de Izquierda Unida, ha anulado el acuerdo adoptado por el pleno el pasado 21 de octubre, en el que se aprobó una enmienda de Convergencia Andaluza que permitía bajar el recibo de la contribución urbana, desde el 1,07% actual hasta el 0,96% para el año 2020”.

Para Convergencia Andaluza, un mes ha durado el acuerdo, tras un nuevo cambio de opinión de Ciudadanos, materializado en el pleno de ayer jueves, respaldando una subida de los impuestos en contra de lo prometido en su programa y durante la campaña electoral. “Si en octubre su abstención permitió aprobar la bajada del IBI urbano, con su voto de ayer se ratifica la petición de Herrera de una nueva subida del 3% en los valores catastrales para el 2020. La veleta naranja da un nuevo giro, como ya sucediera con el tema del mercado municipal, que acabaremos pagando todos los contribuyentes”, sostienen desde CA.

Una subida de impuestos que el pleno no pudo votar, en opinión de CA,  “El ‘cuatripartito’ hurtó la posibilidad de pronunciarse al pleno, órgano soberano y competente, al impedir que se debatiera una moción de urgencia de Convergencia Andaluza, que instaba a fijar el tipo impositivo del IBI Urbana para 2020 en el 1,038835%, en línea con las conclusiones planteadas en su informe por la Técnico en Gestión Tributaria y Recaudación del Ayuntamiento de Almuñécar, una funcionaria de carrera”, argumentó Juan Carlos Benavides en el pleno.

Para Benavides, “las conclusiones ignoradas por el gobierno Herrera, que se ha basado en un informe desfavorable de la interventora accidental, presumiblemente presionada por el equipo de gobierno, para que sus conclusiones fueran totalmente las opuestas a las que permitieron, hace justo un año, bajar el tipo del IBI al 1,07% para compensar la subida del 3% en los valores catastrales. Lo que hace un año, curiosamente a unos meses de las elecciones municipales, era posible y legal, este año se rechaza de plano, impidiendo incluso que se pueda debatir y votar por el pleno. La falta de democracia del tripartito, de la mano de sus socios de IU, se hace cada vez más asfixiante, lo mismo que la presión fiscal, puesto que el próximo año, en vez de bajar los impuestos, subirán otro tres por ciento adicional”, afirmaba el portavoz de CA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here