La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía (FSS-CCOO Andalucía) critica que la segunda edición de la guía de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) endurece los criterios de acceso a la prestación por riesgo para el embarazo, de forma que se prolongan las semanas de presencia de las mujeres embarazadas en los puestos de trabajo donde existen riesgos evaluados. Esta organización sindical va a iniciar una campaña informativa y de acción en todos los ámbitos de la sanidad andaluza, pública y privada, para que la ciudadanía y las mujeres trabajadoras conozcan este retroceso en sus derechos.

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía denuncia que la última modificación en 2019 de la guía de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia -entidad que orienta a los médicos sobre cuál es el mejor momento dentro de la gestación para otorgar las prestaciones por riesgo para el embarazo- ha supuesto un aumento de la presencia de las mujeres embarazadas en los puestos de trabajo donde existen unos riegos evaluados para la salud de la mujer o la del feto, concretamente de dos a cuatro semanas de media. “Incluso se procede a eliminar el riesgo para aquellos trabajos que son sedentarios”, asevera la secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de la FSS-CCOO de Andalucía, Rosa Mª Martín.

Ante esta nueva situación con “criterios restrictivos” para el acceso a la prestación por riesgo para el embarazo, CCOO va a iniciar una campaña informativa y de acción en todos los ámbitos de la sanidad, pública y privada, para que la ciudadanía y las mujeres trabajadoras conozcan este retroceso en sus derechos y puedan denunciar ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Inspección de Trabajo, la empresa, el servicio de prevención o la comisión de prevención de riesgos laborales de cada provincia. “De forma que así se reconozcan los riesgos de las trabajadoras embarazadas de su provincia, y el atropello al que se ven expuestas, como solicitar una regulación normativa del embarazo donde se facilite la gestación y se evite el progresivo envejecimiento de la población”, señala la dirigente sindical.

“En una sociedad en la que ha disminuido el número de embarazos, se ha incrementado la edad de las mujeres gestantes y la tasa de natalidad en 10 años ha bajado casi tres puntos, del 11,28 al 7,68%, se camina hacia un criterio economicista que obvia el deontológico y se olvida de la protección de la trabajadora gestante y del feto. Lo deseable es ir avanzando en la dirección de prevención y protección de la embarazada y su gestación, sin embargo, es justamente lo contrario”, advierte la líder sindical, que afirma que actualmente se asiste a un retroceso de reconocimiento de una gran variedad de riesgos, especialmente de los ergonómicos.

“Una vez más, es la mujer la que sufre esta discriminación porque es ella la única que se puede quedar embarazada y, por tanto, la que vuelve a perder derechos aún cuando el servicio de prevención que ha realizado la evaluación de riesgo y la planificación preventiva indica que existen riesgos en su puesto de trabajo que le pueden ocasionar daños”, mantiene la secretaria de la Mujer de la FSS-CCOO Andalucía, Mª del Mar Bueno, que recuerda que si la mutua no certifica el riesgo no se da paso a la prestación económica, “anteponiéndose, incomprensiblemente”, su criterio al del servicio de prevención y quedando la mujer trabajadora embarazada totalmente desprotegida. “Además, soporta otra nueva discriminación, esta vez económica, al tener que darse de baja por contingencias comunes y perder parte de su salario”, añade Bueno.

“Si la mujer finalmente queda protegida en el Sistema Sanitario Público de Andalucía, lo hace por una patología y la prestación preventiva por riesgo para el embarazo desaparece, ya que se protege como enfermedad común. Pero hay que recordar e insistir en que el embarazo de ningún modo es una enfermedad, sino que es el puesto y sus condiciones de desempeño del trabajo los que ponen en peligro la salud de la mujer trabajadora gestante sana y su embarazo”, indica la dirigente sindical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here