Convocados: Mario, Pablo, Manolo, Jesús, Adrián, Rafa, Álvaro, Nacho, Darius, David, Josemaria y Javi.

  • 16 – 14
  • 22 – 10
  • 11 – 12
  • 20 – 16

Baloncesto PURO. Todos pensamos que ya en la categoría cadete podemos ver el baloncesto en su estado puro, muy cerca de lo que pueden jugar los “profesionales” años después (debut de Ricky Rubio, Doncic o algunos jugadores más que “pronto” empezaron a tener oportunidades con los mayores…pues creemos que todos los que se acercaron al pabellón Veleta pudieron disfrutar de un partido de tú a tú entre 2 grandes equipos.

Los jugadores de Transreyes visitaban la pista como invictos, al igual que los granadinos de Fundación, con lo que presumía iba a ser un partido bonito.

Desde el Salto inicial el encuentro no defraudó, con un 0 a 4 por parte de los motrileños, tras 2  robos de Mario, para empujar al equipo y pensar en competir.

Los locales, con jugadores exteriores de gran calidad, fueron metiéndose en el partido y tomando las primeras ventajas para llegar al final del primer período 16 a 14, con igualdad en todas las facetas del juego. Los costeros dominaban la pintura con un colosal Darius, rápido y  fuerte en el rebote. Los jugadores de Inlingua sacaban ventaja en sus transiciones y continuas penetraciones, consiguiendo llegar al descanso con una canasta in extremis por 14 puntos.

Tras los 2 primeros envites, y confiando en sus posibilidades, los visitantes sabían que el empuje inicial del tercer cuarto era importante aguantarlo, y llegó, y los motrileños reaccionaron para no irse del partido tras llegar una desventaja de 20 puntos 48 a 28. Con cerebro, corazón y cojones, los jugadores de Transreyes apretaron y terminaron el cuarto ganándolo por 11 a 12 y  dentro del partido.

Corpas y Martínez cogían las riendas de los granadinos, que volvieron a apretar y tuvieron que emplearse a fondo para doblegar a un aguerrido CBCM. Los triples de Rafa y Josemaria y el empuje de Mario y Darius llevaban a pensar en un último intento de remontada con 11 puntos abajo. Una presión final, con la gasolina algo agotada, hizo acabar el partido a los costeros con la cabeza bien alta y habiendo mostrado su mejor versión.

Orgullo de 12 jugadores que fueron al Veleta a por el partido, a pelear y a no bajar los brazos, con un banquillo entregado, para demostrarse que TRANSREYES tiene aún mucho margen de mejora, y que tienen las herramientas necesarias para intentar luchar por el Campeonato hasta el último partido. Toca seguir trabajando en los entrenamientos para exigirse el máximo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here