El Puerto de Motril, como parte de la cadena logística de este país y al amparo de las competencias que le confiere el Real Decreto del Gobierno de España sobre el estado de alarma, está contribuyendo a que puedan seguir llegando mercancías que son necesarias en estos momentos de emergencia sanitaria, permitiendo además “mantener latente la actividad” de muchas pequeñas y medianas empresas para cuando llegue el momento de la reactivación económica.

Al alcohol para la fabricación de desinfectantes de mano, pasta de papel y combustible, se suman esta semana el transporte de 33 palas eólicas y la descarga de 7.000 toneladas de caolín, material empleado por Torras para la producción de papel.

Las operativas, que se están realizando bajo los protocolos de seguridad recomendados por el Ministerio de Sanidad, no serían posibles sin la presencia de los trabajadores de las empresas estibadoras, consignatarios, transportistas, policías portuarios, guardias civiles, policías nacionales, amarras, prácticos, servicio de operaciones y conservación y los empleados públicos que están desempañando sus funciones habituales desde el domicilio.  A todos ellos, el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes, les ha agradecido “su contribución a solucionar la emergencia sanitaria y a mantener el pulso de la economía”.

Por los puertos españoles transitan el 57% de las exportaciones de bienes de consumo y el 78% de las importaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here