• Hay una persona detenida y se han intervenido 16 armas de fuego y cartuchos de diferentes calibres
  • Estas actuaciones preventivas realizadas por la Comisaría General de Información están encaminadas a evitar el desvío ilegal de armas de guerra y de armas prohibidas a grupos o personas relacionadas con el terrorismo y la delincuencia organizada

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Martorell (Barcelona) a un individuo de nacionalidad española por su presunta participación en los delitos de depósito de armas de guerra y depósito de municiones. Asimismo, se ha realizado un registro en el domicilio del arrestado en la citada localidad en el que se han incautado ocho armas cortas y ocho armas largas -entre ellas un fusil de asalto automático-, varios dispositivos silenciadores, visores telescópicos, diferentes piezas fundamentales, así como piezas conversoras capaces de transformar armas semiautomáticas en automáticas.

Además, el detenido poseía en su domicilio un taller ilegal para la modificación, transformación y conversión de armas legales en ilegales, así como de sustancia deflagrante.

Dispositivos para modificar la capacidad de disparo

Esta operación ha sido posible gracias a la cooperación policial internacional tras realizar los agentes de la Policía Nacional un exhaustivo análisis de diferentes informaciones procedentes de EUROPOL. La labor investigadora permitió detectar que el detenido, que es titular de varias licencias de armas, había estado adquiriendo dispositivos para modificar el sistema de disparo, transformando las armas cortas en pistolas ametralladoras capaces de efectuar disparo a ráfaga.

Las pesquisas, efectuadas por los responsables del punto de coordinación de la Comisaría General de Información para la prevención e investigación de los tráficos ilícitos de armas de fuego en España, constataron que la adquisición de estas piezas conversoras se realizaba a través de Internet, introduciéndolas en territorio nacional de forma subrepticia por medio de envíos de paquetería postal. Estos dispositivos posibilitan el uso de armas de tiro a tiro en modo ráfaga, pudiendo alcanzar una potencia de disparo de 1.100 cartuchos por minuto.

La operación se enmarca en la estrategia de seguridad de la Unión Europea que considera una prioridad la prevención y lucha contra el tráfico ilícito de armas, sus piezas y componentes esenciales, donde la Policía Nacional realiza un incesante esfuerzo para detectar las posibles vías utilizadas para el tráfico ilegal de armas de fuego y munición, evitando que puedan acabar en manos de personas relacionadas con la delincuencia organizada y el terrorismo.

La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Martorell (Barcelona) y realizada por agentes de la Comisaría General de Información, en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here