La Policía Nacional lleva a cabo diversos operativos por la sustracción de bicicletas  en Granada donde recupera más de 60 en lo que va de año

  • La mayoría de las sustracciones se producen en la vía pública, cuando las bicicletas se encuentran estacionadas, principalmente a las puertas de centros educativos,  deportivos y sanitarios 
  • El modo más frecuente detectado para los robos es el procedimiento de forzado o ruptura de medios de seguridad, principalmente candados, y sobre todo respecto de los más frágiles 
  • Los agentes se encuentran frecuentemente con la dificultad de determinar la propiedad de estos objetos, y por tanto su devolución, debido a que muchos denunciantes no aportan datos identificativos que puedan individualizarlas, por lo que se hace necesario tomar medidas a este respecto, como aportar los números de identificación o el registro en las bases de datos que ofrecen las marcas     

Agentes de la Policía Nacional han recuperado en Granada más de 60 bicicletas entre enero y noviembre del presente año. Las intervenciones que se han ido practicando han sido muy numerosas respecto de los velocípedos, sustraídos o hallados por diversas causas y en muchas de ellas los agentes se han encontrado con serias dificultades para determinar tanto su procedencia como su propiedad.

El aumento del uso de este medio de transporte en los últimos tiempos como medio de desplazamiento conlleva el hecho de que se acreciente el número de personas que puedan ver en su sustracción un modo ilícito de obtener dinero, así como apropiarse de algunas de ellas para el uso de los propios autores de los robos.

La Policía Nacional ha detectado que los lugares más frecuentes de sustracción se sitúan en centros educativos, deportivos y sanitarios. Lugares donde también su uso es más frecuente. El modus operandi más empleado para llevar a cabo las sustracciones es la fractura de las medidas de seguridad, principalmente antirrobos o candados y entre ellos se suele escoger los más fáciles de cortar.

La Policía Nacional recomienda al ciudadano una serie de medidas para evitar, o al menos dificultar estas sustracciones, a la vez que facilita la posterior identificación y por tanto devolución de las recuperadas.

La policía aconseja

  • Guardar el número de serie que normalmente aparece en la factura de compra y que suele aparecer en la parte baja del cuadro, así como fotografiarla.
  • Añadir algún elemento identificativo que la singularice del resto.
  • Registrarlas en las páginas web de las marcas que ofrecen esta opción.
  • Utilizar sistemas de seguridad adecuados de venta en comercios especializados.
  • Estacionar en aparcamientos destinados para bicicletas y con tránsito de personas preferiblemente en zonas en las que pueda haber cámaras de seguridad.
  • En caso de sustracción denunciar el hecho lo antes posible, haciendo entrega de fotografías, factura y número de serie. Haciendo constar de manera fehaciente lugar de estacionamiento e intervalo horario más preciso posible en el que ocurre el hecho denunciado.
  • Al comprar en el mercado de segunda mano consultar los servicios o páginas web donde se comprueba si pudiera ser sustraída y en caso de sospecha contactar inmediatamente con la policía, para conocer si es robada a través del número de serie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here