La imagen puede contener: cielo, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo y exterior

David Sánchez Pérez y Denitsa Dínkova Gócheva (Arquitectos) . El TH-1 de Salobreña es un plan parcial diseñado para la urbanización de una zona de alto interés paisajístico y natural para la implantación del uso hotelero. El paisaje de la zona se podría describir como una paraje en el que coexisten las cercas de cultivos y los humedales naturales. Las cercas geometrizan el paisaje de una manera específica, mientras que los humedales son resquicios del origen natural del delta del río Guadalfeo. Además, existe el peñón donde se sitúan el pueblo y el castillo en mitad de la planicie. En el litoral, se amontonan los hoteles y conjuntos de apartamentos salvo en el último tramo de playa, que abarca desde un pequeño peñón en el mar hasta la antigua azucarera.

La imagen puede contener: cielo y exterior

La imagen puede contener: cielo, puente, exterior y agua

Las parcelas que componen el TH-1 llevan años sin cultivarse y se ha recuperado parte de su valor natural, ya que el humedal ha vuelto a aparecer. El problema es que el proyecto de construcción del grupo de cadenas hoteleras Viva Hotels y Eix Hotels está en un estado avanzado y la arquitectura que plantea parece incapaz de convivir con los valores descritos, que se han constatado en diversos informes subvencionados por la Junta de Andalucía. Los organismos ecologistas ya se han posicionado en contra desde los comienzos de la tramitación del plan parcial, y con razón. Por otra parte, el propio ayuntamiento promueve la construcción de hoteles basándose en su repercusión positiva en la economía y la generación de empleo. Por ello hemos desarrollado una propuesta arquitectónica que intenta conciliar las dos posturas, las dos razones: la del desarrollo económico y turístico con la de la protección de los valores naturales y paisajísticos.

La imagen puede contener: cielo, exterior y agua

El proyecto que se plantea es un concepto de hotel descrito como un conjunto de volúmenes dispuestos en forma de tejido. Esta organización geométrica se inspira en el paisaje de cercas de la zona y deja grandes espacios entre las piezas para que llegue la luz a la naturaleza. Es por ello que se levanta sobre pilotes a 4 m de altura para que ésta pueda existir bajo el edificio. En el nivel del suelo se plantea un parque público que recorre los humedales y las antiguas cercas. Sobre basamentos se proyectan las piscinas, y en el nivel del tejido se disponen el resto de usos en una altura potenciando la horizontalidad. De esta manera el hotel no compite con el característico paisaje del peñón en el que se sitúan el castillo y el pueblo. Este hotel puede ser fraccionado para una gestión entre grupos de entidades y tiene una capacidad estimada de 710 habitaciones equiparable a la planteada en el proyecto de las empresas hoteleras.

La imagen puede contener: mesa e interior

La imagen puede contener: una o varias personas, bicicleta y exterior

Esta propuesta pretende hacer reflexionar sobre el curso de la edificación y el paisaje, sobre la ecología y el turismo, haciendo pensar que quizás no sean términos incompatibles y que, de hecho, la convivencia entre ambos es capaz de añadir un nuevo valor. Sin duda, podemos decir que otra arquitectura lo hace posible.

La imagen puede contener: exterior

La imagen puede contener: cielo, exterior y naturaleza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here