UPA Andalucía analiza el informe mensual de la AICA y recuerda los frentes abiertos que tiene aún el sector del aceite de oliva

 Una vez analizado el mercado de olivar hasta el mes de enero por UPA Andalucía, se puede decir que el comienzo de la campaña olivarera ha sido bueno en lo que respecta a salidas, con una cosecha por debajo de la esperada que vendrá a aliviar el exceso de existencias de la campaña anterior, pero que, sin embargo, sigue sin verse reflejado en los precios en origen, que siguen siendo alarmantemente bajos y ruinosos para los agricultores.

El pasado mes de octubre se cerraba con un récord absoluto de salidas, tanto en exportaciones como en el mercado interior aparente, alcanzando un volumen de 156.500 t, lo cual demuestra la trascendente demanda existente de aceite de oliva, y en concreto, el proveniente de nuestro país. Este volumen superó con creces el volumen del mes de mayor salida de la campaña pasada, y superó en 27.100 t la media de salidas de toda la campaña que fue de 129.400 t.

Incluso el mes de noviembre, con un volumen de 130.200 t en salidas, importaciones incluidas, fue también un mes muy bueno en lo que ha salidas respecta. Sin embargo, en diciembre, “fruto de la menor actividad del propio mes, los aranceles de EEUU y de los bajos precios en origen, el ritmo de salidas ha descendido, alcanzando la cifra de las 105.900 t incluyendo las importaciones, aunque se espera que en el mes de enero en curso que estamos las salidas vuelvan a repuntar”, explican desde la organización.

Haciendo un análisis pormenorizado del informe de la AICA del mercado de aceite de oliva, UPA Andalucía informa de que el aceite producido hasta el mes de diciembre ha alcanzado un acumulado en nuestra región de 357.800 t y en España de 665.700 t. Con estos datos de entradas y salidas de aceite de oliva, las existencias totales a 30 de diciembre se sitúan en las 1.064.900 t repartidas entre 779.500 t en almazaras, 245.400 t en envasadores y refinerías, y 40.000 t en el Patrimonio Comunal Olivarero.

Con una cosecha que está transcurriendo con normalidad, con una favorecedora climatología que está permitiendo una buena recogida, se espera que la mayor parte de la aceituna quede prácticamente recolectada en el presente mes de enero o principios de febrero a más tardar. Difícilmente, asegura UPA, “se rebasará esta campaña las 1.100.000 t, quedando por debajo de las estimaciones del aforo de la Junta de Andalucía y confirmando el dato previsto por nuestra organización”.

Dada la situación de precios, UPA Andalucía ha querido denunciar nuevamente el claro desequilibrio que sigue existiendo, por tanto, entre los distintos agentes de la cadena, y la necesidad cada vez más imperiosa que tiene el propio sector de autorregular sus producciones.

La organización ha querido recordar además los frentes abiertos que el sector debe afrontar a corto plazo. En primer lugar, queda por ver cuál va a ser el comportamiento de los precios de ahora en adelante. Aunque las cotizaciones en origen del aceite de oliva empezaron el año con precios estables respecto a los precios de cierre del año, queda patente que sigue sin haber soluciones de calado para frenar esta situación de bajos precios.

Y, en segundo lugar, queda ver, por un lado, qué sucederá con la tercera licitación para el almacenamiento de aceite y si la Comisión Europea es capaz de comprometerse de verdad, o repetirá el fiasco de las dos anteriores. Y, por otro, ver cómo se afronta desde Europa de una vez por todas la problemática de los aranceles. Desde UPA Andalucía no descartan emprender nuevas movilizaciones si fuese preciso y continúa sin revertirse la catastrófica situación de precios en origen, además de buscar soluciones inmediatas a los consabidos problemas que están afectando gravemente al sector.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here