Comunicae.- Inflamaciones en las encías, acumulación de sarro, hipersensibilidad dental y caries, entre otras, son las principales patologías que se pueden desarrollar durante la época estival. Sustituir el agua por bebidas azucaradas, moderar el consumo de café y tabaco o evitar los cambios bruscos de temperatura, son algunas de las recomendaciones a seguir para mantener una buena higiene bucodental.

Las vacaciones de verano comportan un cambio de hábitos y de costumbres que pueden hacer descuidar la salud dental en verano. Por ello, es fundamental detectar los principales peligrospara la dentadura y las consecuencias que pueden derivarse si no se lleva a cabo una higiene bucodental adecuada durante esta época del año. Según la Dra. Conchita Curull, “una peor alimentación en vacaciones junto con un descuido de los buenos hábitos nos puede llevar a incrementar las patologías”. Gingivitis, caries, acumulación de sarro, hipersensibilidad dental, halitosis, periodontitis y otras patologías son los principales problemas que pueden derivarse del incremento del consumo de helados, granizados, café, bebidas azucaradas, alcohólicas y tabaco.

Consejos de la Clínica Curull para una boca sana durante las vacaciones

Para poder disfrutar de una temporada estival sana y sin riesgos, la Clínica Curull  proporciona una serie de recomendaciones:

  1. Cepillado mínimo, tres veces diarias.
  2. Utilización diaria del cepillo interdental y la seda dental para eliminar los restos de comida que se quedan entre los dientes.
  3. Estar siempre bien hidratado, pues las altas temperaturas de este período reducen la generación de saliva (potente desinfectante y protector de la dentadura), provocando el incremento de la placa bacteriana que puede conllevar a la formación de caries y al desarrollo de infecciones. La ingesta de dos litros diarios de agua es una buena opción para conseguir una buena hidratación.
  4. Moderación en el consumo de té, vino, café tabaco, que suelen aumentar en esta época del año, ya que contribuyen a volver los dientes amarillos.
  5. Reducir la ingesta de alimentos cítricos, ya sean frutos o zumos, que pueden afectar a la sensibilidad de la dentadura. Se recomienda sustituir éstos por zumos naturales de frutas como la sandía y el melón, así como el consumo de productos lácteos y alimentos como el pescado que contribuyen a la prevención de problemas bucodentales.
  6. Evitar masticar hielo, pues puede debilitar y fracturar los dientes y hacer saltar algún empaste.

Y también, la Clínica Curull recomienda el uso de un ‘Kit de Viaje’ con todo el material necesario para un óptimo cuidado dental.

· Cepillo de dientes.

· Pasta de dientes.

· Hilo interdental o cepillos interproximales.

· Colutorio o enjuague bucal.

· Férulas y protectores dentales.

· Cera para usuarios de tratamientos de ortodoncia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here